ENTEROVIRUS, LO QUE NECESITAS SABER

ENTEROVIRUS, ¿Qué es?

En las últimas semanas hay un alarmante desconocimiento de la enfermedad llamada enterovirus.

Hemos oído hablar con frecuencia estos últimos días tanto en televisión, como en otros medios de comunicación y redes sociales pero…¿qué es exactamente?

Se trata de un grupo de virus que circulan con frecuencia en los meses de verano y otoño, manifestándose en infecciones respiratorias o gastrointestinales, afectando en su mayor medida a menores de 6 años. La familia de enterovirus es numerosa y podemos decir que la mayoría hemos tenido alguna infección de este tipo en algún momento de nuestras vidas, ya que dicho virus provoca síntomas similares a los de la gripe, por lo que no debemos preocuparnos en exceso mientras los síntomas sean leves u ocasionales.

SÍNTOMAS

Fiebre alta

Tos

Estornudos

Mocos

Diarreas

Dolores o lesiones corporales y/o musculares

baby-fever1 (1)

Entre los diferentes serotipos que conforman este virus, hay una cepa que proviene de Sudáfrica que puede resultar perjudicial,  se trata del D71 y el D68.

El D68 normalmente causa cuadros de gripe, aunque también puede provocar cuadros tipo polio. El D71 suele dar infecciones más leves pero puede desencadenar en rombencefalitis (inflamación del robencéfalo, una parte del cerebro que es muy importante para controlar las funciones vitales).

En caso de detectar alguno de estos síntomas, se debe de acudir a un médico, tanto en ambulatorio como en hospital, ya que en  ambos se deben realizar por parte de los médicos varias pruebas, entre ellas la llamada frotis faríngeo que le ayudará a detectar si es un caso grave y de ser así lo derivará a un hospital que disponga de UCI pediátrica.

TRANSMISIÓN

Suelen transmitirse mediante el contacto físico o mediante secreciones del cuerpo (nasales, de saliva, deposiciones o respiración) por lo que es muy recomendable lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con personas enfermas. Estos virus afectarán de manera diferente en función del sistema inmune de cada persona. Hay que tener especial atención en el caso de estar embarazada, ya que puede transmitirse al feto, por lo que las recomendaciones anteriores, junto con la ventilación de los espacios en los que estemos evitarán la exposición a este virus.

TRATAMIENTO

No existe tratamiento específico o vacuna para este virus, en la mayoría de casos, los cuales son leves, el virus sigue su curso y los niños se recuperan en unos días sin ninguna complicación, suele ser similar al tratamiento de un resfriado. En caso de diagnosticarse complicaciones por  casos graves, se deberán seguir las indicaciones que el médico crea conveniente.

En conclusión, no debemos alarmarnos cuando se presenten síntomas leves ya que este virus suele considerarse grave en aquellos casos en los que se presente alguna patología añadida, pero sí resultará aconsejable visitar un médico para que realice un diagnóstico, ya sea en ambulatorio u hospital.

Anuncios