OSTEOPATÍA DURANTE EL EMBARAZO

El embarazo es un momento de muchos cambios en el cuerpo de la mujer. El aumento del volumen uterino crea un desplazamiento posterior del centro de gravedad, y los cambios hormonales hacen que los músculos y ligamentos aumenten su elasticidad. Todo esto puede generar estrés mecánico y producir síntomas como dolor de espalda, ciática, dolores pélvicos, piernas infladas o pesadas, estreñimiento, moratones, acidez o reflujo gastroesofágico, entre otros.

El tratamiento osteopático durante la gestación ayuda a adaptarse mejor a todos estos cambios minimizando la incomodidad de la madre y el hijo.

Debemos tener en cuenta que, a Embarazadaveces, la mujer puede tener disfunciones mecánicas desde antes de estar embarazada, y que probablemente no había síntomas, y que tras el cambio postural a causa del embarazo comienzan a molestar. Por este motivo se aconseja una valoración preventiva previa al embarazo. Se acostumbra a tratar a partir de los 3 meses de gestación.

Y si pensamos en el bebé, cómo le afectan todos estos cambios?

El bebé irá creciendo dentro del útero y adaptándose al espacio que encuentre. Es decir, si tenemos un útero móvil y la madre está bien a nivel postural, el bebé podrá crecer y moverse libremente.

De esta manera será más fácil que pueda tener un posicionamiento óptimo y a la vez comenzará a estrenar todo su desarrollo psicomotriz ya desde el periodo infrauterino.

Si hay disfunciones mecánicas, el posicionamiento y movimiento fetal puede estar alterado y crear tensiones en el bebé.

Si el embarazo es múltiple o ha habido un mal posicionamiento fetal, reducción del líquido amniótico o parto complicado, es recomendable que después del nacimiento el bebé sea valorado por un osteópata especializado en pediatría para liberar todas esas tensiones.

Hay mujeres que preparan su cuerpo para el parto?

Pues sí, es muy importante que la columna y sobretodo la pelvis de la madre tengan buena movilidad de cara a afrontar un parto, ya que así el bebé se encajará bien y el descenso por el canal del parto de cara a la fase expulsiva será más eficaz.

A veces esta última sesión previa al parto puede implicar una valoración via vaginal y/o rectal para asegurar una buena movilidad de la articulación sacrocoxigea, y un tono equilibrado de los tejidos suaves implicados en el canal del parto.

Es recomendable hacer una revisión postparto?

Absolutamente sí, ya que la tensión que tiene que soportar la pelvis durante el parto puede generar bloqueos mecánicos que pueden crear futuras disfunciones con síntomas como dolor en las relaciones sexuales, incontinencias, etc.osteo pediatrica 2

Durante la lactancia es común sentir dolor en la parte media-alta de la espalda, y el tratamiento osteopático puede minorar estas molestias y mejorar la postura.

También es imprescindible asegurar un equilibrio en la movilidad de todas
las estructuras, previamente al inicio de un trabajo de entrenamiento del suelo pélvico o abdominal.

Patricia Meseguer Nuñez                                          

Osteópata DO en Zenfit

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s