PRIMER VERANO CON TU BEBÉ

Es muy probable que si estás leyendo este artículo estés en camino de tener tu bebé o acabes de ser mamá (si es así, ¡Enhorabuena!) aunque también es posible que no sea así y simplemente quieras informarte sobre los cuidados que debe de tener un bebé especialmente en esta época del año.

Hay varias pautas que deberíamos tener en cuenta en verano, ya que el bebé requiere de mucha atención durante los meses de calor, por lo que mencionaremos aquellas básicas para que nuestro bebé se encuentre lo más cómodo y saludable posible!

Resultado de imagen de summer baby

Hidratación:

En primer lugar, todos sabemos que en verano la hidratación del ser humano es fundamental, eso sí, debemos de saber que en el caso de los bebés varía un poco la manera en que deben hidratarse, al no poder beber agua hasta aproximadamente el 6º mes (ya que podría interferir en la habilidad que tiene su cuerpo para absorber los nutrientes de la leche), se hidratan con la leche materna o de fórmula, siguiendo las recomendaciones del pediatra.

Como dato tenemos que el Comité de Lactancia Materna de la AEP comenta que el bebé se amamanta a demanda y no necesita ningún otro líquido, ni agua ni infusiones, tampoco en los meses de verano. Es por ello que no debemos preocuparnos en cuanto a su hidratación si éste ingiere leche en cantidades recomendables.

Rayos solares:

Hablemos ahora del sol. Tal y como sabemos, puede provocar quemaduras según tengamos la piel, por lo que nuestro bebé deberá estar protegido ante rayos solares, ya que la piel del bebé es muy sensible, por lo que no podremos aplicar crema protectora durante los primeros meses. En este caso conviene evitar la exposición del bebé al sol, sobre todo en las horas de más calor. Los paseos en verano son muy buenos ya que esto les proporcionará vitamina D, pero deberán ser por la mañana temprano o al atardecer.

Ropa:

Debemos evitar abrigarlos en exceso, no será bueno abrigarlos para exponerlos al sol. El bebé deberá tendrá una temperatura corporal similar a la que puedas tener tú, por lo que no abrigues a tu bebé más de lo que te abrigarías tú. Si notas que el recién nacido tienes los pies o las manos frías no es señal de que pueda estar destemplado.  Sí que habría que poner más atención a la temperatura ambiente, que será conveniente mantener al  bebé entre 20 y 25º aproximadamente.

Insectos:

En verano también deberemos de tener en cuenta la gran cantidad de insectos que pueden estar alrededor, por ello conviene proteger la cuna con un tul o mosquiteraespecial. También podríamos usar lámparas antimosquitos que ayudan a auyentarlos.

Esperamos que nuestros consejos te puedan ayudar a disfrutar de tu primer verano con tu pequeño/a de la mejor manera y más relajada posible!

Resultado de imagen de summer baby

Si tienes cualquier duda o necesitas concertar visita con nuestra osteópata pediátrica o nutricionista, puedes hacerlo a través de:

http://www.zenfit.esinfo@zenfit.es

93.129.75.99 – 695.928.331

Facebook / Instagram/ Twitter: @zenfitbcn

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s